Uno de los retos que se ha propuesto la humanidad es viajar a Marte. Descubrir el espacio, ir más allá de la Luna, y poblar otros mundos nuevos, la imaginación lleva al ser humano a realizar proezas increíbles para cumplir sus metas.

Aún no se ha pisado este planeta por ningún ser humano. Un viaje a Marte tardaría aproximadamente 450 días de ida y vuelta con las naves con las que se cuenta en este siglo. De igual forma primero se tendría que vencer muchos obstáculos.

Tecnología y hallazgos en Marte

Durante los años 60 se comenzó la exploración soviética del planeta rojo enviando diversas misiones para obtener lecturas de la radiación cósmica y el campo magnético, fotografías de su superficie, e incluso los meteoritos impactados en ella.

En la actualidad se ha avanzado mucho con la tecnología que ha sido enviada al espacio e incluso se llegó a la conclusión de que existe agua en Marte, lo que entusiasma para futuras misiones tripuladas al planeta rojo.

Existen en este momento varias misiones que han sido exitosas y han logrado amartizar en el planeta diferentes máquinas exploradoras de países como China, Emiratos Árabes y EE. UU.

Hay muchas teorías sobre dichos viajes y lo costoso que será, ya que se piensa que ya existen personas que han comprado el boleto que será en cinco o diez años. No obstante, para llegar a colonizar un nuevo planeta que aún no tiene las condiciones para la vida humana, pasará mucho tiempo.

Las misiones actuales que prevén enviar astronautas a Marte de la NASA aún están desarrollando la tecnología necesaria para que este objetivo se logre. Sin embargo, se encuentra la información de que en el 2030 se hará el primer viaje tripulado a Marte.

Todo esto se ha dado por la exploración mediante robots y sondas espaciales durante más de 4 décadas hacia el cuarto planeta del sistema solar, por lo que al trazar una ruta para un viaje tripulado es el siguiente paso a conseguir.

Riesgos de viajar a Marte

Los astronautas que vayan a una misión de colonización a Marte deben estar preparados psicológicamente al aislamiento que representa estar en un nuevo planeta totalmente. Puede haber problemas de ansiedad, insomnio o depresión.

El viaje a Marte en sí es un gran reto, ya que una nave espacial es un espacio muy cerrado en el que deben convivir por mucho tiempo los tripulantes, por lo que su preparación debe ser completa.

Lo principal es la distancia. Si se presenta una emergencia, no se llegaría a tiempo a un planeta que está a más de 200 millones de kilómetros de la Tierra.

En la tierra se está protegido de la radiación, pero en Marte no es así, por lo que será necesario emplear trajes especiales para dicho ambiente.

La gravedad de Marte es menor a la de la Tierra, lo que puede producir cambios significativos en la estructura ósea produciendo osteoporosis temprana o afectar el sistema cardiovascular y el sistema muscular. Además al regresar a la tierra, el proceso de adaptación también sería problemático a nivel físico.

Comprar Contenido Web Pruébanos 2x1 por 5,99 €

Temas #viajar a Marte